27 febrero, 2015

C E L L U B L U E

¡Feliz día de viernes, chicas!
Os presento uno de los métodos más cómodos y prácticos contra la celulitis: la ventosa Cellublue.


Me he tomado mi tiempo para prestarle atención y dedicarle la constancia que un tratamiento para reducir la celulitis requiere. ¿Por qué? porque considero que, si realmente funciona, es una herramienta digna de recomendar, ya que la celulitis es la peor pesadilla de la mujer desde hace siglos, y cualquier milagro que encontremos para ir acabando con ella es digno de gritar a los cuatro vientos.


CelluBlue es esta monísima ventosa azul de silicona que disminuye o elimina nuestra celulitis succionando la piel, realizando el famoso masaje Palpate roll.

¿Cómo se utiliza? de una manera muy sencilla:
1. Preparación: untamos nuestra piel en crema o aceite para masaje. Colocamos la ventosa sobre la zona a tratar y ejercemos sobre ella un poquito de presión con nuestros dedos para succionar la piel (procurar no succionar demasiado para evitar hematomas).
2. Masaje: realizado con movimientos hacia delante y hacia atrás (durante 3 minutos), de izquierda a derecha (durante 1 minuto) y con movimientos circulares desde abajo hacia arriba en toda la zona (durante un último minuto).
3. Post masaje: para ayudar a eliminar toxinas y grasas que se hayan desprendido tras el masaje, es recomendable beber medio litro de agua hasta una hora después de realizarlo.


Para que realmente se aprecien resultados de una manera rápida, es necesario realizar este masaje diariamente. Aunque depende del tipo de celulitis de cada mujer, en la mayoría de los casos bastan 15-20 días para obtener muy buenas mejoras en nuestra piel.

CelluBlue no debe utilizarse si se sufre alguna enfermedad circulatoria, si las zonas a tratar tienen cicatrices o heridas y si se está embarazada.

Si las zonas se enrojecen no debes preocuparte, se calmará la piel tras unos minutos. El enrojecimiento se debe al aumento del flujo sanguíneo en la zona tratada por la succión de la ventosa.
Si aparece en tu piel algún pequeño hematoma, reduce la succión de la ventosa. Si no es suficiente, alterna su uso cada dos o tres días, según consideres.

Para su perfecto estado basta lavarla con agua y jabón cada día.


Mi opinión

Cuando me dispuse a utilizarla lo hice a conciencia. Como dije al principio, para que una herramienta anticelulítica haga su papel debe ocurrir algo más complicado que un milagro, y es nuestra disposición a ser constantes. Realmente esto sucede con cualquier cosmético; cuando lo utilizas observas resultados y cuando no, nada de nada.  Lógico.

Mi celulitis es la celulitis básica (esa sencilla y joven no muy escandalosa que da coraje tener), así que utilicé CelluBlue 20 días durante la ducha o por las noches y los resultados iban siendo notables, obviamente. La utilicé en piernas y glúteos junto a una loción tonificante. Como conozco muy bien mi piel sabía que si succionaba demasiado la ventosa me saldrían hematomas a la primera de cambio, así que opté por no apretarla demasiado y apenas me salieron un par pequeñitos los primeros días, nada importante ni por lo que alarmarse.

Además de notar mucho más reducida la visibilidad de la celulitis, la piel está más firme y tensa.


Su precio es de 18'90€, 29'90€ si queremos dos, y si en 30 días no notamos mejoras, nos devuelven el dinero.
En su web podéis encontrar más detalladamente toda la información.

A mí me ha sorprendido mucho y es la herramienta contra la celulitis más cómoda y eficaz que he utilizado, por encima de los masajeadores. Así que si quisiérais probarla, os dejo a vuestra disposición hasta el 30 de Abril mi cupón de 4€ de descuento, utilizando el código VIVA.

¿La conocíais?, ¿la habéis probado? si es así, ¿qué experiencia tenéis?
¡Contadme cositas!
ჱܓ


¡Nos vemos en Instagram!